José Miguel Villarig: «Tenemos potencial en recursos energéticos, pero necesitamos políticas a largo plazo»

La Asociación de Empresas de Energías Renovables lleva casi 30 años defendiendo los intereses del sector de las renovables. Su presidente, José Miguel Villarig, defiende un cambio en las políticas energéticas del país que se basen en medidas a largo plazo que permitan el correcto desarrollo y penetración de las energías renovables.

Las energías renovables representan ya el 43% de la electricidad generada en España. Su evolución ha sido meteórica, aunque la paralización de incentivos en 2012 ha llevado a su actual estancamiento. La Asociación de Empresas de Energías Renovables, que preside el aragonés José Miguel Villarig, defiende un cambio en las políticas energéticas del país para desbloquear la situación que atraviesan, no sólo las renovables, sino todo el sector eléctrico español en general, que cuenta con la mayor dependencia de combustibles fósiles (petróleo y gas natural, principalmente), de toda la Unión Europea.

Para Villarig es necesario un Pacto de Estado en Energía que tome medidas a largo plazo, ya que, a su juicio, el sector requiere fuertes inversiones con periodos de amortización largos. «Nuestros políticos toman medidas muy cortoplacistas en sus planteamientos de energía que nos tienen en continua incertidumbre», señala.

Las energías renovables son, sin duda, el futuro del sector, pues no sólo se ha demostrado que permiten un abaratamiento de la energía, sino que además evitan la contaminación de CO2 a la atmósfera.

PREGUNTA.- ¿Cuál es la labor de la Asociación y quiénes forman parte de ella?
RESPUESTA.- Nuestra asociación ha cumplido 29 años de existencia, es la decana ahora mismo de las asociaciones de energías renovables y en ella integramos a todas las tecnologías del sector: eólica, solar, biomasa, hidráulica, etc. La asociación pretende contribuir a crear las condiciones favorables al desarrollo de las energías renovables, además de defender los intereses de nuestros asociados. Somos su representación a nivel nacional con instituciones y entidades públicas y privadas. Además, cada sección cuenta con una asociación europea homónima que la representa, consiguiendo así también presencia en el ámbito de la UE.

P.- ¿En qué situación se encuentra actualmente el sector de las energías renovables?
R.- Por una parte tenemos la potencia que hay instalada, que funciona tecnológicamente con normalidad, y tenemos una fuerte implantación en el mix energético, producimos con renovables el 43%. Y, por otra parte, está la inseguridad en la que estamos inmersos ahora mismo con las medias que se han tomado recientemente. Si nos vamos a la parte de desarrollo y futuro, hay un estancamiento desde la paralización de incentivos que hubo en 2012, y esperamos que tanto el incremento de la demanda como los efectos que puedan tener la COP21 (Cumbre de París) sean un punto de partido para, en próximos años, tener un cierto relanzamiento.

P.- Uno de los principales argumentos contra las energías renovables es su supuesto elevado precio. ¿Es así?
R.- Tendríamos que distinguir entre lo que se ha hecho bien y lo que no en el campo de las energías renovables. En aquellas tecnologías en las que ha habido un desarrollo racional y lógico, es decir, se han respetado bien los plazos, cupos y precios, no influirían en tener un precio alto. Es más, producen abaratamiento, como es el caso de la energía eólica.

En otras energías, como la solar, que tiene un potencial tremendo, se han hecho desarrollos muy precipitados. De modo que el responsable es el regulador, que no supo adecuar plazos, precios y cupos que recogieran bien las sinergias de mejora tecnológica y abaratamiento de costes en lo que estas tecnologías son ejemplares Es ahí donde, de alguna manera, hemos podido cometer algún error. Pero, ¿son baratas las renovables? Nosotros, en el estudio que la asociación emite cada año, ponemos en valor lo que costamos, pero también lo que aportamos en términos de reducción del precio del mercado en el pull, de las emisiones de CO2 y lo que aportamos a nivel de empleo. En ese sentido, nos sigue saliendo un balance positivo desde que se inició la andadura de las energías renovables.

P.- ¿Llegará un día en el que consumamos únicamente energías renovables?
R.- Partimos de un mix energético equilibrado, en el que las renovables suponemos un 43% del sistema eléctrico. Esta penetración seguirá aumentando porque hay un abaratamiento constante de su uso. Pero, ¿debe ser todo renovable? Creo que no hay que verlo desde esa radicalidad, es decir, en principio las renovables también necesitan alguna tecnología de respaldo. En nuestro país tenemos unos recursos envidiables de renovables, irán penetrando continuamente y el horizonte de sólo renovables lo vemos como una lógica de desarrollo normal.

P.- España es un país dependiente del petróleo y del gas natural, lo que supone un alto coste para la economía nacional. ¿Se están haciendo los esfuerzos suficientes desde la Administración para paliar esta situación?
R.- Nosotros tenemos una dependencia mayor que la europea. La media de la UE en dependencia de combustibles fósiles está en torno del 50% y nosotros alcanzamos el 75%. Es muy alto y no entraré en la gravedad del tema, que supone muchas veces no tener riendas para que tu economía en algunos sectores sea competitiva. En este sentido, reducir esa dependencia energética es un reto. Pero no podemos pretender que esto se consiga de un año a otro o de una legislatura a otra. Nuestros políticos toman medidas muy cortoplacistas en sus planteamientos de energía y estamos en un sector que necesita fuertes inversiones con periodos de amortización largos, lo que requiere políticas de planteamiento a largo plazo que den certeza al inversor y que no nos tengan en la continua incertidumbre, que es a lo que nos tienen acostumbrados en los últimos años.

P.- Se ha criticado mucho al gobierno del PP por la aprobación del impuesto al sol. ¿Qué opinión tienen desde la Asociación a este respecto y sobre el autoconsumo eléctrico?
R.- Aquí hay un planteamiento previo. ¿Se tiene que promocionar el que cada uno pueda ser autogenerador de su energía? Nosotros apostamos porque así sea y no hay ninguna limitación más que las aprobaciones que el Ministerio de Industria requiera para hacerlo de modo aislado. La discusión surge cuando, aunque seas autogenerador de tu propia energía, necesitas el respaldo de estar conectado a la red. Aquí hablamos entonces de cuánto tienes que soportar de ese coste de conexión y no dejar que lo tengan que soportar todo aquellos consumidores que no tienen esa posibilidad de autoconsumo.

Hay algún punto, entrando en detalle de la legislación actual, del que nosotros nos quejamos. Consideramos que si uno es autoproductor de su propia energía, el kilowatio que vaya de su placa al frigorífico no debería soportar ningún coste, pero el kilowatio que consuma para suplementar su producción y, por tanto, tener derecho a un enchufe, habría que estudiar qué sería lo racional que soportara.

A este respecto, nosotros, como asociación, somos reivindicativos, porque dos de nuestras secciones, la fotovoltaica y minieólica, tienen puestas sus esperanzas de futuro en que esta rampa de desarrollo tecnológico que estamos viviendo continúe. En ese sentido, pedimos al Gobierno que, evitando burbujas, que se deben evitar, y siempre con planteamientos a largo plazo, no se frene el desarrollo del autoconsumo.

Somos un país con recursos energéticos envidiables y que se fomente el autoconsumo puede funcionar. El hecho de que se produzca energía allá donde se consume, sin necesidad de energía distribuida, ahorra pérdidas en el transporte de la energía. Esto es una realidad, por lo que creo que el autoconsumo es un hecho que viene y que no se va a poder frenar. Lo que habría que pedir es que, una vez más, seamos capaces de hacerlo con racionalidad y comprobar que las medidas que tomamos tienen sus consecuencias, también en costes, y podamos manejarlo con equilibrio.

P.- El recibo de la luz se ha disparado un 76% para los hogares españoles en la última década. Una subida que se achaca muchas veces a la financiación de las energías renovables, a las que se les acusa también del déficit de tarifa. ¿Qué hay de cierto en todo esto?
R.- El fondo de este asunto es falso. Nosotros somos un componente más de los costes, y tenemos una tarifa en la que más del 50% de su coste hoy no tiene nada que ver con el coste que se produce actualmente. Venimos de soportar un déficit que se acumuló durante años por políticas que se aplicaron de no repercutir los costes al consumidor y que alcanza ya los 30.000 millones de euros y que nos suponen cada año otros 3.000 en el recibo constante. También tenemos dentro del recibo energético muchos déficits de Estado que están ocultos en él: los sobrecostes en las islas y Ceuta y Melilla para que tengan el mismo coste que en la Península y políticas sociales que van a parar ahí. , También estamos en el recibo energético con una fiscalidad que es exagerada: tenemos un 7% a la producción eléctrica, un 4% para la financiación autonómica, un 21% de IVA al final del recibo… Tenemos una fiscalidad muy alta. Pero es un tema que o se analiza en profundidad o estamos jugando con las palabras.

P.- Desde el sector se ha criticado mucho la última Ley del Sector Eléctrico. Desde vuestro punto de vista, ¿es necesario un Pacto de Estado en Energía?
R.- Somos partidarios, y el sector así lo exige por su nivel de inversión y amortización a largo plazo, de que necesitamos tener predicción y certeza en los desarrollos futuros. Por ello, siempre hemos venido diciendo, desde hace más de 15 años, que debe haber un Pacto de Estado para la Energía. En ese sentido, de llevarse a cabo, pedimos que no esté basado en improvisación y cortoplacismo, y que cuente con la voz de partidos políticos, de asociaciones empresariales, sindicales y de la propia sociedad.

P.- El cambio climático ha puesto de relieve la importancia de las energías renovables. ¿Qué opinión tienen desde la Asociación de los acuerdos adoptados en la Convención del Cambio Climático de París y cómo van a afectar a las renovables?
R.- Desde la asociación vemos con optimismo que 195 países se hayan reunido por primera vez y hayan asumido unos compromisos en los que ya no se pone en duda que existe el problema del cambio climático y que debemos ir hacia una economía más descarbonizada y reducir todo lo posible las emisiones de CO2. Aunque también lamentamos, y así lo hemos denunciado, que los acuerdos no sean vinculantes.

Hay que recalcar, además, la importancia de que el aumento de la temperatura global no alcance los dos grados centígrados pactados en París. Para hacernos una idea de la magnitud, pensemos en cómo nos afecta a los humanos cuando tenemos dos grados más de temperatura en el cuerpo: tenemos fiebre, estamos enfermos. El planeta está en esa senda.

Nosotros, como asociación, bien podríamos decir que es un ánimo el que nos dan estos acuerdos para las energías renovables, ya que somos las únicas energías capaces de producir de manera no contaminante. Las renovables vamos a vivir un impulso, pero también entendemos que hay otros factores en los que se debe y se va a trabajar, porque al final, el no contaminar de CO2 la atmosfera no es solo cuestión de los que producimos energía, también entra en juego el ahorro y la eficiencia energética. El único kilowatio que no contamina es el que no se consume. En este sentido, hay que hacer una labor didáctica entre la población, es un tema de educación y de ética y en esta línea hay que trabajar.

P.- ¿Por dónde pasa el futuro del sector?
R.- Como muchas cosas en esta vida, o se hacen bien o se hacen mal. Y yo creo que si lo hacemos bien el potencial como país que tenemos es tremendo, somos un país privilegiado en recursos solares, eólicos, hidráulicos… si hacemos una senda de desarrollo razonable y somos capaces de adecuar cupos, plazos y precios al desarrollo, no jugando en esta cortoplacismo al que nos tienen acostumbrados los últimos gobiernos, seremos capaces de que la penetración de renovables sea más intensa y asegurar el futuro energético del planeta.

Comparte esta noticia:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies