Huesca apuesta por una estrategia global de poda que mantenga la salud ambiental de la ciudad

La Concejalía de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Huesca apuesta por una estrategia global de poda que mantenga en todo momento la salud ambiental de la ciudad y un patrimonio arbóreo de calidad. La técnico municipal de Infraestructura Verde, Ana Pérez, ha explicado que aunque la poda es importante, “para cuidar un árbol no siempre es necesario podarlo”. “Para mantener la salud ambiental de la ciudad también es necesario que haya árboles con grandes copas”, ha explicado.

Precisamente, ha continuado, “son esos árboles los que nos dan sombra, los que regulan las temperaturas tanto en verano como en invierno, los que aseguran la calidad del aire, los que aumentan el valor del suelo, los que regulan el ciclo del agua e incluso los que tienen beneficios para la salud de los oscenses”. “La poda, siempre y cuando no exista un riesgo para las personas, no es necesaria en todas las especies ni en todas las calles”, ha incidido.

A lo largo del año, en función del ciclo vital de las diferentes especies arbóreas que existen en Huesca, se realizan diferentes campañas de poda. La próxima comenzará dentro de unos días y finalizará antes del 1 de marzo o de la brotación de los árboles.  Se actuará en 895 ejemplares, la mayoría plataneros y olmos.

Como ha señalado Pérez, “el problema que tienen todos estos árboles es que no disponen de espacio suficiente para desarrollar sus copas porque chocan con edificios u otros elementos urbanos”. La poda se llevará a cabo en ejemplares situados en diferentes calles de la ciudad, especialmente en la avenida Pirineos, plaza de Luis Buñuel, en Ramón y Cajal y en las calles Aragón, Parque y Santo Cristo de los Milagros.

Los trabajos, adjudicados a la UTE Ebro Jardín Vertical por 38.000 euros, también contemplan la limpieza y retirada de restos generados, la señalización de los trabajos, la gestión informática de los trabajos y la inspección, vigilancia y actualización del inventario de arbolado.

Paralelamente a la poda que realizará esta empresa, las brigadas municipales actuarán en otros ejemplares repartidos en diferentes zonas de la ciudad y también seguirán realizando la poda de los plátanos de sombra del Parque Miguel Servet. En Huesca hay más de 18.600 árboles que se reparten entre las calles de la capital oscense y sus más de 180 zonas verdes.

El Ayuntamiento dispone además de una herramienta digital pionera, “Huesca, ciudad entre jardines”, que permite a la ciudadanía acceder al inventario del arbolado urbano de Huesca y enviar avisos sobre incidencias en los mismos.

Comparte esta noticia:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies