El Balneario de Ariño probará un tratamiento pionero con carbón y arcilla

Diez mineros experimentarán un nuevo tratamiento con carbón y arcilla en el Balneario de Ariño. Se trata de un método pionero llamado Turba minera y que servirá para atender problemas dermatológicos y respiratorios. Lo harán el próximo año cuando se amplíen los servicios de la zona termal y del hotel.

Ariño.- La empresa que gestiona el Balneario de Ariño invertirá 95.000 euros para el próximo año con el objetivo de ampliar servicios tanto en la zona termal como en la del hotel. Quieren dar un impulso al espacio termal en servicios médicos y habrá un tratamiento pionero, ofreciendo «Turba minera».

Como explica la responsable de Protocolo del Balneario, María Gasco, será el primer balneario español que lo haga y primero habrá un experimento. Se experimentará con diez mineros de la zona para ver la mejora en problemas dermatológicos y respiratorios, las principales propiedades del tratamiento que usa carbón y arcilla.

El hotel se encuentra cerrado en estos momentos por las labores habituales de mantenimiento y reabrirá el 4 de marzo. Desde que abriera en el mes de marzo de este año 2015 ha tenido 18.000 pernoctaciones, un volumen considerable que ha arrojado una ocupación media de entre el 70 y el 75% de sus 46 habitaciones. El proyecto funciona muy bien, ha subrayado el alcalde de Ariño, Joaquín Noé, que ha acompañado al presidente de Aragón, Javier Lambán, en una visita que ha realizado este miércoles a las instalaciones.

En los picos más altos de la temporada ha contado con 46 trabajadores (de los que 18 son de Ariño y otros 18 del entorno) y el objetivo es seguir aumentándolos, por lo menos en ocho o diez más. Algo que se plantea el alcalde Joaquín Noé, con la ampliación del número de habitaciones al año que viene. La última ampliación en 20 habitaciones costó alrededor de un millón de euros, que se hizo con la «alternativa Miner».

No es la única inversión que quiere hacer el alcalde y que ha aprovechado para pedir la ayuda al presidente para contar con fondos. También necesita unos 100.000 euros para el equipamiento de la residencia de mayores, cuya ampliación para tener más plazas y más empleo ha terminado ya.

Noé ha destacado que el balneario ha costado mucho esfuerzo y ha criticado el recorte de las inversiones que se hizo cuando se recortaron el 64% de los fondos y se quedó en el aire el proyecto.

Se trata de buscar alternativas a la minería, aunque Noé hace hincapié en que la desaparición de la minería sería un impacto similar a si Zaragoza perdiese la General Motors. «No es suficiente el balneario y tenemos que ir a más, como la residencia, pero sin dejar de lado el carbón», ha indicado para añadir que están pendientes también para ese equipamiento del Fondo de Inversiones de Teruel, porque «hay que buscar alternativas con recursos autóctonos».

«Hay que intentar hacer sinergias», ha concluido Noé. Lambán se ha reunido minutos antes con la corporación municipal de Ariño y ha recibido sus peticiones. De alcalde ha resaltado su lucha por convertir «en certezas las incertidumbres».

Comparte esta noticia:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies